Ami es un coche eléctrico que busca expandirse basándose en uno de los productos tecnológicos más populares: los smartphones.